2016: el año más caótico en Lomitas

0
1435

Es el reporte de cómo se prepararon los habitantes de esta comunidad en Nacajuca, Tabasco, con sus propias autodefensas.

Por Joseph Omar León Palma*

Tabasco es uno de los estados que ocupa los primeros lugares -en el País- en el tema delictivo: asaltos y robos en casas y comercios; los delitos más constantes. A éstos se suma el secuestro.

En el primer trimestre de 2016, el Sistema Nacional de Seguridad Pública informó que Tabasco -entre los estados del sur-  se ubicó en el primer lugar en “incidencia delictiva”. Que el estado habría logrado estar en la cima con 13 mil 809 delitos.

En su momento, el fiscal de Tabasco, Fernando Valenzuela Pernas justificó estas cifras argumentando una “reorganización de bandas” delictivas en algunos municipios de Tabasco, entre ellos, Cárdenas.

A mediados de 2016, el portavoz del gobierno estatal en los temas de seguridad pública, Fernando Vázquez precisó que durante el primer semestre Tabasco registró un descenso en las cifras de delitos cometidos en el territorio estatal.

Que se muestra una disminución en los delitos de secuestro, homicidios dolosos, lesiones, amenazas, robo con violencia a transeúnte y robo sin violencia de vehículos, al registrar una disminución del 0.44.

Sin embargo, en noviembre repuntaron los delitos de asalto, robo y secuestro. Quizás el caso más emblemático es el secuestro y asesinato de la joven Hebe Nora Mendoza Villareal, cuyo cuerpo fue encontrado en el municipio de Macuspana.

Lo anterior obligó a los ciudadanos a realizar una protesta en la casa del gobernador de Tabasco, Arturo Núñez, para exigir afronte su obligación de dar seguridad a los tabasqueños pero también para esclarecer este crimen y otros.

“Pedimos justicia para esta sociedad que tiene miedo”, dijo la madre de la joven, Hebe Nora Villareal Fonz.

A ello, es decir todos los temas que impactan en Tabasco, Gerardo Priego Tapia, presidente de la Fundación “Impulsa Tu Desarrollo” señaló que la entidad es campeona nacional en denuncias por robo con violencia a transeúntes, y precisa que el único lugar seguro de Tabasco es la camioneta del gobernador Núñez. Esta declaración se publicó en el diario La Jornada.

Priego Tapia aseguró que Tabasco ocupa el décimo lugar de extorsión, el cuarto lugar en secuestro, esto con datos del Instituto Ciudadano para Estudios de la Inseguridad (ICESI); y en cuanto al secuestro de inmigrantes, el estado igualmente está en el segundo lugar nacional, tan solo detrás de Veracruz.

El Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) informó que de igual forma se ocupa los primeros puestos en violencia intrafamiliar, abuso sexual y violencia contra las mujeres, pues 5 de cada 10 mujeres son violentadas en el País, pero en Tabasco esto ocurre en 7 de cada 10 mujeres que son víctimas de la violencia psicológica, física, sexual o económica.

El INEGI describe que el 88% de los tabasqueños viven con miedo, aterrorizados por la violencia diaria que se vive. En cuanto a los municipios, los delitos más graves se cometen en Cárdenas y Huimanguillo, sin menospreciar lo que ocurre en Villahermosa, capital de Tabasco.

Pero no todo ocurre en Cárdenas, Centro y Cunduacán. En Nacajuca últimamente la inseguridad es una constante.

15208003_1784848638435385_641682111_n
Fotos de portada e interior: Joseph León En la imagen, ladrones huyen entre los matorrales de Lomitas.

En el municipio de Nacajuca, a partir de 2014, crecieron las cifras de robo a casa habitación, comercios, transeúntes y al transporte público.

El problema se agudizó en Lomitas, un ejido ubicado entre las ciudades de Nacajuca y Villahermosa.

En Lomitas, comunidad rural en la que habitan unos 4 mil habitantes, las mujeres bordan tiras y blusas que representan el traje típico de las mujeres tabasqueñas­. Justo aquí, en medio de la tranquilidad del lugar en la que sus pobladores sólo desean trabajar para superarse, comenzaron los problemas sociales hace dos años; y en estos meses, septiembre para ser exactos, la delincuencia puso en jaque a los lugareños.

A raíz del alto índice de desempleo y alcoholismo entre  algunos habitantes de esta comunidad, los delitos de robo de animales domésticos, a comercios, transportistas y transeúntes,  aumentaron; y con la construcción del libramiento al municipio de  Cárdenas, que abrieron nuevos accesos al ejido, personas de otros lugares llegaron a este “pueblo tranquilo” a cometer “sus fechorías”.

Desde agosto de 2016, en Lomitas se reportaban 3 robos en casas y comercios. Luego estos mismos se cometían cada 24 horas.

La delincuencia se intensificó al momento que estos robos comenzaron a ser a mano armada y cada vez más comunes, sobre todo realizados por personas que nadie conocía y que solo llegaban a alterar la tranquilidad del pueblo y se retiraban con el dinero que “honradamente” los habitantes ganaban trabajando.

Por ello, y con la renovación de la delegación municipal en la persona de  Franklin Gómez García, se optó por hacer una Junta con los habitantes para darle solución a este grave problema que ya se había integrado en la vida cotidiana de los lugareños de Lomitas.

La probable solución se dio a conocer el  20 de septiembre en una reunión organizada en el parque central de la comunidad, y fue la puesta en marcha del programa “Lomitas Unidos”, una organización encabezada por el delegado Franklin, la subdelegada Bartola, un tesorero, un secretario, jefes de sectores o manzanas y todos los habitantes

Esta llamada se dio a causa del último robo con violencia y a mano armado un día antes a una pollería del centro de la comunidad.

En esta reunión los vecinos acordaron varios puntos; el más importante fue la restricción a la circulación de los “pochi-móviles”, conductores que acostumbraban a circular en la madrugada con música a todo volumen y consumiendo bebidas alcohólicas; por lo que la solución aquí fue que el servicio de ellos sería hasta las 10 de la noche y quienes no obedecieran esta regla serían sancionados con una multa de 3 mil pesos para liberar el vehículo, y el conductor sería remitido a las autoridades según su grado de alcoholismo. Como era de esperarse algunos no obedecieron y el día 23 de septiembre fue detenido un chofer y se le aplicó la sanción para que se respetaran las reglas acordadas.

Otro de los puntos convenidos fue que los jefes de manzana en compañía de hombres y mujeres del sector que quisieran unirse, realizarían rondines durante la noche, desde las 11 hasta las 3 o 4 de la madrugada, con el fin de cuidar la seguridad del pueblo, ya que en la Junta estuvo presente el director de Seguridad Pública del municipio de Nacajuca, quien explicó que no se podía enviar una patrulla “exclusiva”  para la comunidad, porque ante la falta de presupuesto la misma debe cubrir la zona 03 que comprende al ejido Lomitas, Arroyo, Saloya 1 y 2 y El Cedro. Por lo que la estación más cercana para la comunidad es la del fraccionamiento Pomoca.

Pero los delitos no pararon aquí: el día 24 de septiembre se cometió otro asalto a mano armada durante el día, los delincuentes escaparon una vez más. Posteriormente el 25, durante la tarde-noche, los católicos del pueblo en compañía del párroco, realizaron una marcha por la paz, que tampoco funcionó porque ese mismo día ocurrió una balacera entre delincuentes que habían asaltado una tienda de conveniencia, para posteriormente ser interceptados por “medio pueblo” que se encontraba siguiéndolos para lincharlos, pero una vez más… escaparon.

El día 26 las Juntas por sectores, junto al delegado y los jefes de manzana comenzaron obteniendo una buena respuesta a la organización “Lomitas Unidos”; pero eso no bastó, pues el día 27 del mismo mes, el kínder  fue objeto de un presunto delito.

Un grupo armado y encapuchado intentó introducirse a esta escuela en horario escolar.  Sin embargo, lo impidieron  los profesores y vecinos del jardín de Niños. Entonces la comunidad corrió la voz y reforzaron la seguridad al centro escolar. Los delincuentes huyeron.

Por ello, más que cansados por la inseguridad, las medidas preventivas para los habitantes aumentaron en gran forma, pues ahora era recomendable que ni en tu coche podrías transitar pasada la media noche. Si lo hacías tenías que identificarte y pararte en los diferentes lugares del pueblo donde estaban ubicados los retenes. Por ello, muchos estuvieron en desacuerdo, pero la seguridad es lo primero.

15209245_1784848445102071_2015269499_n

Para finales del mes, el día 30 de septiembre se colocaron lonas en puntos estratégicos de la localidad  (este dinero fue obtenido de las multas a los pochimovilistas), así como en las dos entradas al pueblo, el parque, la calle principal y deportiva, en las cuales hacían una llamada de atención a los ladrones: quienes fueran sorprendidos cometiendo un acto ilícito, no serían remitido a las autoridades, sino en ese momento sería linchados por un “pueblo ofendido”, como se autodenominaban en las publicidades.

“La delincuencia disminuyó, el pueblo se volvió más tranquilo, pues con los rondines ya de día y de noche, en los cuales cada jefe cuenta con un radio para dar aviso, las lonas, el grupo de Facebook y de más, los ladrones dejaron de utilizar el pueblo para robar”, comentó José Manuel Escalante, Jefe del Sector 1

Por ello, llegaron a la conclusión que esta organización fue una de las mejores soluciones, desgastante quizá pero efectiva.

Este grupo  de apoyo para los ciudadanos cubre sus necesidades a través de donaciones que comerciantes, transportistas y personas de buena posición económica en la misma comunidad realizan cada semana, quincena o mes… El uso económicamente es para la gasolina, focos y radios.

Pero también de manera física apoyando un día en estas actividades, o enviando comida y bebida para quienes se desvelan por las noches cuidando la seguridad de todos los habitantes del ejido Lomitas.

“Esta solución fue buena, ya que los comerciantes estábamos con miedo de que nos fueran a robar parte de nuestras ganancias diarias. Yo que fui víctima de ello en una ocasión puedo decir que ahora me siento más segura de estar trabajando en mi local, es por eso que los apoyo enviando quincenalmente una aportación para lo que sea necesario en la organización de Lomitas Unidos” afirmó la señora Lucía P., quien fue víctima de un asalto-extorsión en su negocio.

Hasta hoy y pasando poco más de mes y medio del último delito, en Lomitas se respira un nuevo aire, ya no de miedo, sino un poco más de paz y tranquilidad, en todos lados hay personas que alertan sobre vehículos raros que puedan estar tomando fotografías a casa habitación, comercios o escuelas.

Si bien, se dice que Tabasco ha dejado de ser “El edén de México” a causa de todas las encuestas que se mencionaron al principio, Lomitas ha demostrado a ellos mismos, a las comunidades cercanas y a los ladrones que los vecinos unidos, pueden luchar contra la inseguridad y sobre todo por cuidar su patrimonio, comercios, familias, etc. Así fue como un pueblo ofendido se levanta tras la inseguridad y la delincuencia por el bien familiar y también así, se da a conocer a través del grupo de Facebook Lomitas Unidos, que después de más de 50 días, la tranquilidad está de nuevo entre ellos. Aunque en alerta, y atentos. ¿Qué será de Lomitas sin sus autodefensas?

 

*Estudiante de Comunicación en la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco. El texto es la conclusión de la asignatura Periodismo Interpretativo, con la revisión del editor de Diarioactivo.