Camaleón Art Truck: la galería itinerante de Francisco Cabrera.

0
718

 

El arte que rueda en todo Tabasco. El arte que busca estar en todos los sitios. Una semblanza de Eduardo Vargas

 

Si tú llamas experiencias a tus dificultades y recuerdas que cada experiencia te ayuda a madurar, vas a crecer vigoroso y feliz, no importa cuán adversas parezcan las circunstancias.

Henrry Miller

EDUARDO VARGAS

Cuando a Francisco Cabrera, diseñador gráfico y artista plástico de 38 años, le comunicaron en PEMEX que su contrato había vencido, no fue el fin del mundo. Al contrario fue el pretexto perfecto para iniciar con su  proyecto itinerante CAMALEON ART TRUCK.

De padres oaxaqueños, radicado por un tiempo en el Distrito Federal y desde hace más de 20 años tabasqueño por adopción, Francisco Cabrera es una víctima más de la reforma energética, misma que ha causado el cierre de plazas, recortes de presupuestos y varios despidos de personal en la ahora Empresa Productiva del Estado, antes PEMEX: “mi salida se debió a los cambios internos que hay en PEMEX, la empresa está cambiando”.

Siendo estudiante de la carrera de Diseño Gráfico en la Universidad Olmeca, 1997, aprendió fotografía, historia del arte entre otras materias que le servirían para reforzar el talento artístico que traía desde niño; el diseño gráfico complementó su formación como artista plástico pues antes de esto siempre fue autodidacta.

Su primer trabajo, aún estudiante, fue como Diseñador Editorial en Chontalpa, y “se encontraba ubicada en Paseo Tabasco pero creo que ya desapareció”, hace memoria.

Para finales de la carrera surgió la oportunidad de trabajar en un proyecto de imagen corporativa a una empresa que se vio tan satisfecha con la labor  de Francisco que le ofreció un trato que no pudo rechazar; a cambio de la imagen corporativa que él había creado le ofrecían como pago un espacio en sus oficinas, “en aquel entonces Faby era mi novia y le dije ¡va!, vamos a cambiarlo y pues se lo dejamos al destino”.

Resultado de ese trato nació CAMALEON ARTE, DISEÑO E IMPRESIÓN, y precisamente el destino hizo que a sus instalaciones llegaran personas que trabajaban para PEMEX y le encargaran algunas ideas de diseño y carteles con temas sobre seguridad; lo que inició con un encargo sencillo se convirtió en un ofrecimiento más sólido de trabajo en un proyecto llamado KU-MALOOB-ZAAP, en Ciudad del Carmen; esta nueva aventura planteaba tomar una decisión importante, el cambio de domicilio, sin embargo Francisco no lo pensó tanto y nuevamente se dejó llevar por el viento y emprendió una nueva aventura.

Uno de los retos de trabajar para PEMEX fue el de acostumbrarse a los horarios de oficina, en su negocio de diseño gráfico freelance Francisco hacía con su tiempo lo que quería, ahora debía sujetarse a la rigidez de un horario establecido pero eso no lo hizo abandonar del todo sus proyectos personales, en sus tiempos libre trabajaba lo que le apasionaba.

Otra cosa compleja para Francisco fue el hacer valer su trabajo como diseñador, su tarea era la de ilustrar las presentaciones ejecutivas de los ingenieros de la petrolera, a ellos les preocupaba más las cuestiones técnicas y números de los informes que la forma en que eran presentados, pero gracias a su trabajo Francisco derribó esa barrera demostrando que el diseño gráfico ayudaba a presentar la misma información pero de una manera más digerible para la audiencia final.

camaleon 2

Después de un año los aires petroleros lo llevaron a Poza Rica, Veracruz, en donde estuvo por cuatro años, posteriormente lo enviaron a Paraíso, Tabasco, municipio costero en el que trabajó sus últimos proyectos antes de terminar su contrato

Lejos de hablar con resentimiento de la reforma petrolera, Francisco se expresa con mucho agradecimiento por haber tenido la oportunidad de desarrollarse como profesional, ya que según dice, aprendió mucho durante su estancia en PEMEX, y su salida de la empresa le dio la oportunidad de retomar proyectos, que si bien no los  había abandonado del todo pues los seguía en sus tiempos libres; ahora podría dedicarles tiempo completo.

“Mucho de lo que me pasa se lo dejo al viento, al destino, a veces te trazas metas y no se dan, he sido mucho de corazonadas” explica Francisco sobre cómo se había conducido por la vida en cuanto a la toma de decisiones, sin embargo en el caso de su proyecto CAMALEON ART TRUCK decidió cambiar la jugada y sentarse a planear cómo lo haría realidad.

La hermana de Francisco es chef y tiene un Food Truck, camión de comida, en Mérida, Yucatán, de ahí se le ocurrió “meter el arte a un camión y traerlo por la ciudad, hacerlo una galería móvil”, sabe que el arte es un poco difícil de vender así que para poder solventar sus gastos se le ocurrió hacer diseños en tazas, libretas, rompecabezas y playeras con motivos tabasqueños, todos de su propia autoría.

Para hacer realidad el Art Truck, Francisco se dio a la tarea de buscar un camión con las características necesarias para adaptarlo a sus necesidades, no fue fácil porque al parecer muchas personas andan en busca de un camión como el que Francisco necesitaba pues son utilizados para ser convertidos en restaurantes móviles, como el que su hermana tiene en Mérida, y es precisamente el modelo Grumman Olson Step Van Vanette  de la Chevrolet el favorito de los emprendedores para esta tarea; en el caso de Francisco logró conseguir uno con la ayuda de un amigo que encontró un Vanette de 1999 de cinco velocidades y combustión a gas en el Distrito Federal.

Una vez que tuvo el camión en sus manos inició los trabajos de modificación para hacer tangible el CAMALEON ART TRUCK; lo más complejo para Francisco fue el adaptarse a su nuevo vehículo, “lo difícil fue agarrarle la onda  la manejada, por las dimensiones del camión, es un camión viejo pero en buen estado, fue cosa de acostumbrarse a las mañas mecánicas “.

El viejo Vanette cambió de forma como todo un camaleón y ahora es una galería itinerante con el que Francisco quiere irse a las comunidades para despertar en los niños la curiosidad por el arte, quiere mostrarles que no es necesario contar con materiales de dibujo convencionales para hacer arte; “se puede hacer arte, por ejemplo, con carbón con el que sus mamás cocinan, triturarlo, hacer pigmentos con vegetales de la región que ellos generan, a lo mejor con el matalí se puede hacer un pigmento que tire a rosa o rojo…que vean que se puede hacer arte de la nada”

A Francisco le gusta participar en concursos regionales de pintura, según él eso le da la oportunidad de medirse con sus compañeros, ver cuál es el nivel que impera en el medio y conocer las propuestas de otros pintores, considera que lo mejor de pintar es vender algo que, más que un valor comercial, tiene un valor sentimental porque lleva implícito una parte del pintor, digamos una parte de su alma, de sus figuras, de sus imágenes, de sus trazos; en el 2005 ganó el premio estatal de pintura  Ricardo García Mora, en la edición 2013 de la Feria Tabasco se adjudicó el primer lugar de un certamen de pintura celebrado en aquella ocasión. Le gusta exponer con sus amigos pintores y poder llegar a otras partes gracias a su arte, sueño que se vio consolidado cuando expuso su obra en su tierra natal Oaxaca; “le tengo mucho cariño a Oaxaca, mis padres son oaxaqueños, exponer en Oaxaca fue muy padre, plásticamente, visualmente Oaxaca es súper fuerte, llegar al lugar de tu raíz y exponer es muy gratificante”.

Para Francisco la respuesta a la pregunta de si se puede vivir del arte es un rotundo ¡sí!, reconoce que al principio le costó un poco de trabajo por todas las cosas por las cuales tuvo que pasar, pero mientras que muchos posiblemente vieron como una desgracia, su despido de la petrolera, el vio una oportunidad para explotar su creatividad, aunque él no se ve como un emprendedor ha tenido la fortuna de innovar en su área y así encontrar clientes para sus obras y trabajos, más que ser un emprendedor Francisco dice que son las ganas de hacer algo, de estar pensando, dibujando, creando.

Francisco no conoce el egocentrismo ni egoísmo, cuando habla siempre expresa su intención de difundir la cultura de Tabasco, los trabajos de otros pintores, diseñadores y amigos fotógrafos; “estoy pensando embolsar café de un amigo de Veracruz y por medio de las bolsas difundir fotografías de amigos fotógrafos, salir de lo tradicional, llevar la contra, si te dicen que no se puede pues demostrar que si se puede, ser súper terco, creer en uno mismo, ser constante, serte leal a lo que haces”.

Para Francisco es importante pensar positivo, con buena vibra, al final del día, según él, todo lo bueno que hacemos se regresa, esa es su ideología, por eso no teme compartir tips y sus conocimientos, y al parecer le ha funcionado porque no todos podemos emprender un proyecto como Francisco y su CAMALEON ART TRUCK y ser felices haciendo lo que tanto nos gusta y para lo que realmente somos buenos, él convirtió una situación aparente adversa en una oportunidad de buscar su plenitud y lo está logrando.

Conoce a Francisco y su CAMALEON ART TRUCK en el estacionamiento del Parque la Choca los viernes y sábados de 18:00 a 22:00 hrs., y próximamente en la Plaza City Center en donde ya se encuentra plasmando su arte en las paredes de la plaza; en Facebook lo encuentras como CAMALEON ARTE DISEÑO E IMPRESIÓN.