Esta es la casa en la que detuvieron a Omar Treviño, máximo líder de los Zetas (fotos)

0
463

Animal Político

Policías federales y soldados mexicanos detuvieron la madrugada de este miércoles 4 de marzo a Omar Treviño Morales, el Z-42que es considerado el líder de Los Zetas,uno de los carteles más sanguinarios en México.

Treviño Morales fue detenido en una operación realizada en el municipio de San Pedro Garza García, una localidad ubicada al norte de la ciudad de Monterrey, en Nuevo León, informó el comisionado Nacional para la Seguridad, Monte Alejandro Rubido, en una conferencia de prensa realizada la tarde de este miércoles en el hangar de la Procuraduría General de la República (PGR) en el aeropuerto de la Ciudad de México.

La del Z-42 es la segunda captura de un presunto líder del narcotráfico en menos de una semana, ya que la Policía Federal capturó el viernes pasado a Servando Gómez, “la Tuta”, señalado como líder del cartel de los Caballeros Templarios, que aterrorizó al estado de Michoacán.

El comisionado afirmó que la operación de captura de Z-42 se realizó sin disparar un tiro.

Explicó que el Z-42 asumió el liderazgo de Los Zetas en 2013, tras la captura de su hermano, Miguel Angel Treviño Morales, señalado entonces como el narcotraficante más sanguinario del cártel más violento de México.

Miguel Ángel fue apresado en julio de 2013, casi un año después de que la Marina eliminase al líder anterior de Los Zetas Heriberto Lazcano, El Lazca.

Detalló que, bajo las órdenes de Omar Treviño Morales, los Zetas son presuntos responsables de la masacre de 72 migrantes ocurrida en San Fernando, Tamaulipas, en el año 2010, del incendio del Casino Royal, en Monterrey, Nuevo León, además del ataque a embajadas de Estados Unidos.

Omar Treviño Morales, alias el “Z42”, fue capturado durante la madrugada de este miércoles 4 de marzo, en la colonia Fuentes del Valle, en el municipio de San Pedro Garza García, en Nuevo León. // Foto: Cuartoscuro.

Rubido García precisó que el “Z-42″ tenía sus principales centros de operación en los estados de Tamaulipas y Nuevo León, donde cometió ilícitos como tráfico de armas, extorsión y tráfico de personas, entre otros.

La captura se logró luego de que se detectaron varios domicilios que eran visitados por uno de sus operadores, identificado como Carlos Arturo Jiménez Encinas.

Aseveró que se realizaron dos operativos simultáneos, uno a las 3:00 horas en el que fue detenido Treviño Morales, mientras que en el otro se capturó a otras cuatro personas, entre ellas Jiménez Encinas, las cuales fueron identificadas como Rodolfo Campbell Encinas, Juan Pablo Téllez de la Cerda, Ricardo Torres Rodríguez y Miguel Ángel Azaldúa Meléndez.

Tomas Zerón de Lucio, director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, señaló que Óscar Omar Treviño está relacionado con 11 causas penales por delitos contra la salud, secuestro, robo de hidrocarburo, operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada.

Además, indicó que cuenta con una orden vigente de aprehensión con fines de extradición emitida por autoridades de Estados Unidos.

El funcionario de la PGR comentó que en las próximas horas a los detenidos se les practicarán exámenes toxicológicos, genéticos, dactiloscópicos y fisonómicos.

Las seis personas capturadas fueron puestas a disposición del agente del Ministerio Público Federal de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, quien en las próximas horas determinará su situación jurídica.

La tarde de este 4 de marzo, la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) felicitó al gobierno de México por la detención de Omar Treviño Morales, en lo que consideró como un duro golpe en contra de una de las organizaciones más sanguinarias.

“Los Zetas representan lo peor de la delincuencia mundial organizada: violencia, intimidación, corrupción y asesinatos brutales. El arresto de hoy es un duro golpe en el corazón de la estructura de liderazgo de los Zetas y debe servir como advertencia de que ningún criminal es inmune a la detención y el procesamiento”, indicó la DEA.

Raúl Benítez, experto en seguridad de la Universidad Nacional Autónoma de México y quien ha analizado por años el caso de Los Zetas, dijo la captura de Z-42 es un golpe “muy importante para el gobierno” y contra un cártel que ha sido de los más violentos no sólo con sus rivales, sino también con la población civil.

Los Zetas y La Familia Michoacana eran especialmente agresivos contra la población… y eso los hacía muy peligrosos”, dijo el experto. La Familia es el antecesor de Los Caballeros Templarios.

La organización, fundada por antiguos miembros de cuerpos de élite de las fuerzas de seguridad mexicanas, apareció en la segunda mitad de la década de 1990 como el brazo armado del Cártel del Golfo, con el que rompieron en 2010.

El gobierno mexicano ofrecía hasta 30 millones de pesos (unos dos millones de dólares) por información que llevara a la captura de Z-42, mientras que la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) tenía una recompensa de 5 millones de dólares por su captura.